UNA IDEA INCREÍBLE SI NO TIENES UNA BATIDORA LICUADORA

Una batidora licuadora es un estupendo electrodoméstico que nos permite realizar estupendas recetas. Con ella podemos preparar saludables zumos, batidos, cremas y también deliciosos cócteles, por qué no. Pero qué pasa si no tenemos uno de estos fantásticos aparatos. Pues que tenemos que apurar el ingenio.

Es como el caso del ejemplo que os traemos hoy. Se trata de preparar un sencillo cóctel. Pero no tenemos ni batidora licuadora, ni tan siquiera contamos con la clásica coctelera metálica típica de los barmans con la que lucirnos batiéndola como profesionales. Pues tranquilos, que no se acaba el mundo, lo único que precisamos para preparar esta sencilla receta es nuestra batidora varillas y, en un santiamén tendremos un coctel de rechupete. Y además dejaremos a nuestros invitados alucinados.

PREPARAR UN COCTEL INCREÍBLE SIN BATIDORA LICUADORA Y SIN COCTELERA

Para preparar este coctel tan sólo necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 1 sandía que no sea pequeña (¡también puede hacerse con un melón!)
  • 1 taza de vodka (si lo haces con melón, el ron combina muy bien)
  • 4 cucharadas de jugo de limón
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1 vaso de plástico

Y, por supuesto, nuestra querida batidora varillas, elemento imprescindible para la ejecución de la receta.

Con todos nuestros ingredientes dispuestos nos ponemos manos a la obra:

En el centro de la sandía, con un cuchillo, efectuamos un agujero cuadrado que sea del tamaño del diámetro del vaso de plástico (guardando la cáscara sobrante). Introducimos una cuchara en su interior y retiramos, aproximadamente, media taza de la pulpa de la sandía.

Introducimos nuestra batidora varillas en el interior de la sandía y  batimos a velocidad media tratando de alcanzar los bordes de toda la pieza. A continuación incorporamos el vodka, el jugo de limón, el azúcar y seguimos batiendo hasta que la sandía quede totalmente licuada y todos los ingredientes se hayan mezclado.

Con una tijera cortamos el vaso de plástico por la mitad y lo introducimos en el agujero. Cortamos  pequeños triangulitos con la cáscara de sandía que reservamos, y los introducimos en las esquinas que bordean al vaso. Así evitaremos que el líquido se escape por los bordes. ¡Y, para evitar las semillas, cuelas el contenido antes de servirlo!

¡Tu sandía ya está lista!

Para que veas lo fácil que es preparar un cóctel sin coctelera y sin batidora licuadora, aquí tienes un vídeo que te lo muestra en tan solo 30 segundos:

¿NECESITAS UNA BATIDORA NUEVA? VISITA NUESTRA TIENDA ONLINE