BATIDORA DE VARILLAS

La batidora de varillas es un electrodoméstico que no debería faltar en el hogar de ningún amante de la cocina. Es un aparato insustituible para preparar algunas recetas con salsa y, sobre todo, en la elaboración de repostería. Por eso también se les suele llamar batidoras de repostería.

Es un tipo de batidora muy versátil que te permitirá hacer pasteles, pizza o pan casero, batir nata fresca, claras de huevo a punto de nieve, ahorrándote todo el esfuerzo que supondría tener que hacerlo a mano. ¡Un gran invento la batidora de varillas!

 

QUÉ DEBEMOS VALORAR EN UNA BATIDORA DE VARILLAS

Cuando vayamos a elegir qué batidora queremos hay una serie de aspectos que debemos tener en cuenta:

Su potencia y su fuerza

La mayoría de las batidoras con varillas tiene una potencia máxima de entre 300 y 500 vatios. Esto es generalmente más que suficiente. Ideales para montar nata, claras de huevo o masas para bizcochos.

Niveles de velocidades y función turbo

Habitualmente, suelen disponer de 3 a 5 niveles de velocidad. En los modelos más modernos, además del regulador de velocidad, podemos encontrar la función turbo, que se activa con su botón correspondiente.

Accesorios mínimos

El mínimo que se puede exigir a cualquier batidora de varillas son dos varillas batidoras y dos garfios amasadores. Incluso los modelos más económicos sueles incorporarlos.

Complementos especiales

Según la marca y el modelo, existe una amplia gama de accesorios y complementos para la batidora más allá de los básicos. Podemos convertir nuestra batidora con varillas en una batidora de vaso o en una batidora de pie. También existen accesorios para picar, rallar, etc.

 

QUÉ TENER EN CUENTA AL ELEGIR NUESTRA BATIDORA CON VARILLAS

El rendimiento, los accesorios y todo el resto de las características de una batidora de varillas son aspectos importantes para decidirnos. Pero debemos plantearnos también otras cuestiones importantes. ¿Qué uso vamos a darle? ¿De cuánto espacio disponemos en la cocina? ¿Con qué frecuencia la utilizaremos?

Por otro lado, también tenemos que valorar datos como el peso de la batidora. De media, una batidora de varillas suele pesar entre 600 g y 1,5 Kg. Y cuanto más ligera representará menos peso, menos carga y, por lo tanto, menos esfuerzo para trabajar con ella.

Por último, el diseño también puede ser importante, quizás secundario, pero no por ello menos destacable.

 

ADEMÁS DE BATIDORAS DE VARILLAS, EN NUESTRA TIENDA TAMBIÉN ENCONTRARÁS:


Aviso Legal

Política de cookies