BATIDORA AMASADORA

Debido al boom de la repostería creativa y de la bollería casera, en estos últimos años se han hecho muy populares las batidoras amasadoras. Es un práctico electrodoméstico que no puede faltar en la cocina de cualquier “cocinitas” ya que es ideal para preparar salsas, elaborar deliciosos postres y dulces, hacer pan, e incluso preparar la masa de las pizzas de una manera fácil y rápida.

Pero en el mercado existen muchos tipos de batidoras de repostería con precios que pueden variar de los 50 a los 200 euros. Además, en el momento de adquirir una, debemos tener en cuenta una serie de características básicas atendiendo a nuestras necesidades: ¿necesitamos un modelo sencillo o uno profesional?, ¿qué potencia nos hará falta?, ¿y qué capacidad? También tendremos que valorar otras cuestiones como el tamaño, el peso, el nivel de ruido, los accesorios que lleve, la facilidad de limpieza etc.

 

PARA QUÉ SIRVE UNA BATIDORA AMASADORA

Una máquina amasadora, tal como su nombre indica, está creada específicamente para amasar las mezclas de harina y otros ingredientes necesarios en la preparación de diferentes recetas de repostería, panadería, pizzería, etc.

Lo que hace la batidora de repostería es revolver, mover y presionar repetidamente la mezcla de harina y demás ingredientes de características sólidas, hasta que se forma una masa homogénea, compacta y blanda.

Una vez colocados los ingredientes en el bol de la batidora amasadora, se selecciona el programa deseado. La mayor parte de amasadoras tienen un número de programas predeterminados disponibles en su display.

Con los ingredientes el bol, mediante  los giros constantes del brazo la masa va girando, mientras llega al gancho de amasar, que por lo general tiene una forma de espiral, donde se golpea y gira contra el gancho y la superficie interna del bol.

El tiempo que tarda la batidora en tener listo el amasado, depende de la función que se selecciona. Como hay diferentes programas, el tiempo total de amasado puede variar entre unos pocos minutos a unos 20 a 30 minutos.

 

LAS CLAVES DE LA MEJOR BATIDORA DE REPOSTERÍA

En el momento de comprar tu batidora de amasar debes fijar en las siguientes características:

Rendimiento y potencia

Son dos de los factores más importantes de nuestra futura batidora amasadora. Existen modelos de entre 300 y 1500 W. La elección depende del uso que pensemos darle al aparato. También es importante asegurarse de que disponga de un regulador de velocidad.

Volumen, contenido y peso

Cuanto más sencilla de manejar y más ligera sea la batidora amasadora, mucho mejor. Por supuesto, su tamaño influirá en la capacidad de su recipiente. Por eso debemos comprobar los volúmenes máximos y mínimos que acepta el aparato y si esas cantidades se ajustan a nuestras necesidades.

Materiales y diseño

Es importante elegir una amasadora de acero inoxidable para evitar el problema de la degradación y la oxidación. Por otro lado, se trata de un aparato que ocupará un espacio importante en nuestra cocina y que será bien visible, así que nos interesará integrarla en el diseño de ese espacio.

Higiene

Es muy importante limpiar la batidora de repostería después de su uso. Por eso es básico elegir modelos fáciles de limpiar. Algunos incluyen tapas antisalpicaduras o la posibilidad de ponerlos en el lavavajillas.

Impacto sonoro

También es importante centrarse en los decibelios que emite el electrodoméstico. Las mejores batidoras amasadoras están diseñadas específicamente para emitir poco ruido y, gracias a ello, ser menos molestas.

Accesorios y complementos

Cuantos más accesorios intercambiables tenga, mayor versatilidad tendrá a la hora de realizar las tareas. Batidores planos o en globo, ganchos para amasar, exprimidores o heladeras, picadores de carne, funcionalidades para regular el tiempo o la velocidad, son ejemplos de complementos que harán tu amasadora más polivalente.

 

ADEMÁS DE BATIDORAS AMASADORAS, EN NUESTRA TIENDA TAMBIÉN ENCONTRARÁS:


Aviso Legal

Política de cookies